No amas a alguien por su apariencia, o la ropa, o por su carro costoso, sino porque canta una canción que solo tú escuchas. - Oscar Wilde  

(Fuente: elcielosobremi, vía susojosenamoran)